¿Qué cambios se esperan en los influencers en 2021?

A partir del 1 de enero de 2021, el mundo de la publicidad vivirá un gran cambio. Recientemente, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL) y la Asociación Española de Anunciantes (AEA) han hecho público el esperado Código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad, el reglamento que regulará este tipo de comunicación comercial en redes desde el primer día del 2021. Este convenio es una de las primeras acciones puestas en marcha en el marco del protocolo suscrito por la AEA, Autocontrol, la Secretaría del Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales y la Secretaría de Estado de Digitalización en Inteligencia Digital, ambos dependientes del Ministerio de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, así como con la Secretaría General del Ministerio de Consumo.

En un estudio realizado por The Influencers Marketing Hub en 2019, se estimó que por 1 euro destinado al marketing de influencers las empresas obtuvieron un retorno de 5 euros. Estas cifras demuestran la importancia que en los últimos años ha alcanzado este segmento dentro de la amplia gama de la publicidad y el marketing ¿Pero qué pasará a partir del 2021?

Desde que surgió hace algunos años el marketing de influencers hasta la publicación de este Código, había una línea muy fina entre la publicidad honesta, legal y veraz y la publicidad ilícita. Esta difusa limitación producía algunas inseguridades jurídicas para algunas empresas de sectores muy regulados. Como defienden desde AUTOCONTROL y la AEA, el nuevo código nace para aumentar la claridad y legitimidad del uso por parte de marcas de influencers, introduciendo novedades para la promoción de bienes y servicios en redes sociales.

Para el usuario, la principal novedad que experimentará será que cuando estemos ante una comunicación, publicación o post con fines promocionales, esta circunstancia deberá desvelarse ante los destinatarios, al igual que ocurre en televisión. Y ojo, porque por la contraprestación del influencers no solo se entiende el pago directo, también recoge el nuevo código el pago indirecto a través de agencias, la entrega gratuita de productos, entradas a eventos, cheques regalos, bolsas regalo o viajes.

De esta manera, el nuevo año muchos influencers nos lo desearán mostrando indicaciones genéricas que tanto AUTOCONTROL como AEA han estipulado, tales como “publicidad”, “con la colaboración”, “patrocinio” … Al igual que en la televisión, esta mención debe ser clara y no esconderse en el post determinado, independientemente de la red social usada.

¿Y estas novedades son obligatorias? Sí y no. El código, al partir de AUTOCONTROL y de AEA, es obligatorio para sus empresas socias, pero está abierto a tantas instituciones e influencers que voluntariamente quieran adherirse a él. El fin que se persigue es que la propia comunidad digital, nuestra sociedad, reduzca los riesgos de comunicaciones comerciales no siempre muy claras y se tienda a la transparencia, por parte de empresas, influencers y agencias.

Compartir